¿Te ayudamos?
Volver
Image de portada de la noticia Fotomatón y Photocall para hacer tu  boda más divertida 

Fotomatón y Photocall para hacer tu boda más divertida

¿Alguna vez te has planteado el alquiler de un fotomatón para una boda? Pues tal vez esta sea una ocasión espléndida para tener fotos con un fondo elegante de todos los asistentes para luego recordarlo con cariño en el futuro.

También el hecho de poder hacer fotos en un fotomatón da lugar a escenas divertidas que harán de tu boda no solo un recuerdo bonito, sino divertido para todos los asistentes.

Ventajas del alquiler de un fotomatón para una boda

Si hay algo que no puede faltar el día de la celebración de una boda son fotos, este va a ser uno de los días más especiales de nuestra vida (o debería de serlo), por lo que guardar recuerdos de ese día es tan importante como el vestido, la cena o el “sí quiero”.

Muchas personas optan por el “típico” fotógrafo que va cubriendo la boda, camina entre los invitados haciendo las fotos, aunque normalmente va a centrarse más en los protagonistas, los novios.

Esta opción la puede complementar de manera genial el alquiler de un fotomatón para una boda, ya que es una manera perfecta de que se diviertan los invitados y se cree un mejor ambiente, más festivo y de celebración si cabe, que en las otras condiciones.

Diferencias entre un Photocall y un fotomatón

Para saber si queremos optar definitivamente por un alquiler de un fotomatón para una boda, debemos conocer las diferencias entre el photocall y el fotomatón.

El fotomatón es una cabina con una persona manipulando los controles de la misma para evitar problemas y donde los invitados, por su cuenta van entrando para hacerse las fotos que ellos quieren.

Los invitados tienen a su disposición elementos para darle más “risas” al ambiente, ya que se suministran lentes, pelucas, gafas grandes, plumas, etc. Esto hace que la multitud de imágenes graciosas que se captan sea mayor. Al mismo tiempo, a los invitados les sirve para pasar un buen rato.

Cómo las fotos se imprimen en el momento, puede decidirse poner el nombre de los novios, la fecha y los datos que queramos, por lo que termina siendo un elemento de recuerdo tanto para los novios como para los propios invitados que siempre recordarán lo bien que se lo pasaron en la boda.

El Photocall, por el contrario, es un escenario a modo temático montado para que un fotógrafo realice las fotos de los novios o de los invitados que quieran salir en ellas.

En estos casos, el recuerdo y la facilidad de recordar y de ayudar al fotógrafo oficial a realizar un buen “book de fotos” del evento es la misma, la diferencia radica en que suelen ser tomas más serias y con menos propósito de risa.

¿Te ha convencido cualquiera de estas dos opciones? ¿Eres de los que prefieres risas o algo más serio y elegante?

 


 

Noticias recientes

¿Un confesionario en tu boda?

 

¿Has pensado alguna vez en un confesionario para bodas en tu propio evento? Esta es una original idea que puede dar mucho “juego” con tus invitados.


 

Animación Infantil

Una de nuestras especialidades Y MÁS para que los peques se diviertan en cualquier evento con monitores titualados.


 

Chapas personalizadas divertidas para Bodas y Eventos

Una chapa personalizada es un recuerdo para toda la vida en alfiler, imán, espejo o abrebotellas. Contamos con más de 50 modelos divertidos. Se pueden personalizar para cada cliente y evento.